Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

La fuente, de siete metros de alto, es uno de los íconos de Las Cruces. Ha estado en la ciudad desde hace 1891 años y llegó al barrio el 20 de julio de 1911 por petición de los vecinos, que solicitaban abastecimiento de agua. Sin embargo, el líquido dejó de brotar por su boca desde varios años y hoy está en proceso de restauración por parte del Instituto Distrital de Patrimonio Cultural (IDPC).

El evento es organizado por Taller de S, un equipo de arquitectos liderado por Santiago Pradilla  y Sebastián Serna, que desde hace un año se ha convertido en padrino de este monumento con el anhelo de devolverle su significado como proveedor de agua. Se realiza en el marco de la Semana del Arte en Bogotá (Artbo) e incluye obras de artistas de diferentes trayectorias, como Doris Salcedo, Pedro Ruiz, Mateo López, Lucas Ospina, Carolina Rodríguez y artistas emergentes como Laura Ceballos, Luisa Brando y Sebastián Fonnegra.

Esta exposición tiene como novedades que integrará a pintores del barrio de Las Cruces, que todas las piezas tendrán la misma medida (22 cm x 22 cm) y el mismo precio ($750.000) y que los asistentes no sabrán a cual artista corresponde cada obra; esta información será revelada posteriormente. Además, el claustro de la Congregación de nuestra Señora de Rosario abrirá sus puertas por primera vez en 20 años.

El resurgimiento de Las Cruces

Las restauración del monumento de La Garza hace parte del proceso que adelantan diferentes entidades distritales, entre ellas la Alcaldía Local de Santa Fe, para reintegrar el tradicional barrio de Las Cruces al imaginario general del Centro Histórico de la ciudad.